El 2 de abril: las mesas

Llegó el momento de que las huchas, los folletos, los dípticos, los pósters, las pegatinas…, todas esas cosas que habíamos estado preparando durante varias semanas, se encontraran finalmente con la gente en la calle. Pertrechados con un montón de materiales, distribuidos por las mesas y sillas que gentilmente nos cedieron la Falla Plaça de la Tenda de Benimàmet, la Falla de nuestro socio David Abad y la Asociación Cotlas (gracias a todos) nos repartimos por distintos puntos estratégicos de la ciudad y algunos pueblos. Alrededor de cada mesa nos juntamos las familias, los voluntarios, los trabajadores y muchos amigos que hicieron un generoso esfuerzo por intentar explicar, a quien nos lo requiriera, las necesidades de las personas con autismo y las reivindicaciones más importantes que llevamos a cabo.

Los que hemos estado en las mesas, nos hemos topado con situaciones muy variadas. En muchos casos, la gente seguía su camino indiferente. Otros se detenían y se interesaban por nuestra labor o por el trastorno en general. En algunas mesas me comentaron una experiencia bastante común: mucha gente pasaba de largo (todos estamos un poco cansados de que nos pidan siempre dinero por la calle), pero en cuanto escuchaban la palabra “autismo” bastantes se detenían. Incluso algunos, que habían apresurado la marcha al pasar a nuestro lado, le daban vueltas a la palabra en su interior por unos instantes y regresaban poco después para coger un folleto o hacer una donación. Nos topamos con gente cercana a nuestras vivencias que se quedaba a hablar con nosotros, familiares de personas con otros tipos de discapacidades sobre todo. Seguro que muchos de vosotros tenéis alguna anécdota de este tipo: alguien os habrá contado historias semejantes a las nuestras y quizá os apetezca contarlas. Os animo a que escribáis comentarios desde el enlace que aparece al final de esta noticia con historias de nuestro día 2 de abril.

A mí, por ejemplo, me impresionó particularmente un niño de unos nueve años en la mesa de la calle Navellos, junto a la Casa de los Caramelos y al lado de la puerta de un centro escolar. Era el momento de salida del colegio y había una aglomeración importante de chavales que se quedaban muy contentos si les regalaba algunas de nuestras pegatinas. Pero entre toda esa algarabía, aquel niño se mostraba concentrado, observando la mesa con seriedad y un punto de madurez que no veía en los otros chavales. Como tenía a mano un folleto se lo dí y empezó a mirarlo con detalle, como si fuera un adulto. Realmente, la actitud del chiquillo impresionaba. Contrastaba muchísimo con el resto, que no dejaba de pedirme pegatinas y de saltar alrededor de la mesa. Conversé con él brevemente. Me comentó que tenía un hermano más pequeño, que era “minusválido”. Le trataban en la Cruz Roja y me explicó algunos detalles muy generales de su vida. Pero fue muy breve. Luego se marchó con el folleto, como reconfortado de compartir con alguien que le comprendiera lo que era la vida con un discapacitado. Como nos pasa, en general, a los padres. Pero visto en un chaval con una actitud tan madura, me dejó bastante impactado.

Por lo demás, hay que hacer mención especial a la intendencia que se ocupó de transportar las mesas, sillas etc. Nuestro enlace principal entre las mesas y la sede fue “la chica de la moto”, nuestra psicóloga Amparo Blanquer. Nos iba proveyendo de lo que necesitábamos y se llevaba las huchas más pesadas. También nos dejaba algunas de las horchatas Chufi que generosamente nos regaló la empresa que las produce y que, en mi caso, fueron a parar mayoritariamente a las manos de la chavalería del colegio que tenía al lado de la mesa, para desesperación de mi compañera Anabel. El otro dispositivo fundamental de transporte fue el de las mesas y sillas, a cargo de Quique Blat y Miguel Tormo. Llegaron al rescate cuando el frío y el cansancio comenzaban a hacer mella en nuestro ánimo. A ellos todavía les quedaba un buen rato de trabajo. ¡A saber a qué hora acabaron! En cualquier caso antes de la 1, porque a esa hora Quique y yo todavía intercambiábamos emails hasta que me dijo que me fuera a dormir de una vez.

Los que podáis, dadme más noticias o fotos para ir completando nuestra experiencia del 2 de abril. Intenté acercarme a unas cuantas mesas, pero hay otras de las que no sé nada. También quiero extender los agradecimientos para la organización de este día al Instituto Cartográfico, que nos ha apoyado en la elaboración de los materiales, a Bancaja, que nos dio una ayuda acorde a la crisis económica que padece el país, y a todos aquellos que me sugiráis en vjbenet@gmail.com y que no he citado hasta ahora porque desconozco su participación o se me ha pasado. Gracias.

El 2 de abril: los medios

Además de la cuestación y la información en la calle, el objetivo del día 2 de abril era insistir en la información y sensibilización ante el TEA en prensa, radio y televisión. La repercusión que hemos tenido en los medios ha sido considerable, y todavía aparecerán más cosas. Es cierto que la prioridad para este año era dar a conocer el Centro de día Ángel Rivière y los problemas que afrontamos para financiar su funcionamiento y el pago de la hipoteca. En esta vía han ido parte de las intervenciones recogidas, por ejemplo, en medios aparecidos ayer como los periódicos gratuitos adn o metro o en el reportaje de las noticias de Canal 9 que además daba cuenta de la cuestación que realizábamos en Valencia.

Pero, por supuesto, no hemos dejado de hablar todo lo posible de la problemática general del autismo y, fundamentalmente, de cuestiones relacionadas con los niños pequeños: la detección temprana, el diagnóstico e intervención psicopedagógica especializada y los problemas de escolarización. Sobre estos temas nos hemos podido extender en varios medios: uno de alcance nacional, como ha sido la noticia aparecida en los informativos de La Sexta o el diálogo que hemos mantenido en Ràdio 9 con la psicóloga Cristina Gallego, responsable del gabinete Mira’m especializado en la intervención terapéutica con pequeños.

¿Dónde pondremos las mesas el 2 de abril?

Las mesas de APNAV han sido autorizadas por el Ayuntamiento y la Delegación del gobierno y se situarán en:

Plaza del Ayuntamiento (Junto a Correos) / Plaza de Toros / Estación del Norte / Mercado Central / Nuevo Centro / Corte Inglés-Colón / Mercado de Cabañal / Mercado de Castilla / Mercado de Ruzafa / Juan Llorens (Ambulatorio) / Plaza de la Reina / Fnac / Navellos – Casa de los Caramelos / Ciudad de la Justicia / Benimàmet / Oliva / Torrent y Pobla de Vallbona.

Atenderemos a los medios de comunicación en la mesa de la Plaza del Ayuntamiento de 11 a 12 horas.